(+34) 980 55 93 00psicoexgestion@gmail.com
Inicio . Presentación
PresentaciónOrganizaciónProgramaTrabajos y PremiosAreas temáticasInscripciónSede
Tercer congreso internacional Silver Economy:
Envejecimiento activo y saludable.
Bienvenida del Presidente

 

Representa para mi un honor, una vez más presentar el Tercer Congreso Internacional de Silver Economy.


Zamora y su Diputación, y las numerosas entidades colaboradoras, han realizado un considerable esfuerzo con la organización de este III Congreso Internacional de Silver Economy, que representa e implica a toda la sociedad en su conjunto. Un evento dinamizador que parte de nuestra provincia, y abre sus brazos hacia Europa y todo el mundo, en un contexto que marca la década de envejecimiento saludable 2021-2030 declarada por la ONU, además de la Agenda 2030.

Y, en este sentido, es fundamental abrir las puertas de este Congreso con un agradecimiento directo y sincero a todos aquellos que aportan, haciendo posible este evento:


- A los miembros de los diversos comités: Organizadores, Científicos, Evaluadores de los premios… etc.


- A todos los ponentes que participan aportando su conocimiento.


- A los empresarios, administraciones, asociaciones, y todas aquellas entidades que se han incorporado de manera pro-activa a este evento.


- A los técnicos y profesionales que hacen que el congreso sea un éxito, presencial y on-line .

No puede haber grandes organizaciones exitosas si no hay personas enamoradas de las ideas que las sustentan. ¡Aquí las hay! y mi primer pensamiento, y también mi obligación como presidente de la Excma. Diputación Provincial de Zamora, es agradecer la ilusión, el entusiasmo, el buen hacer y sobre todo la gran idea rectora que sustenta el III Congreso Silver Economy. Recuerdo con cierta emotividad aquel noviembre del 2019 cuando decidimos apostar de manera definitiva por la implementación de este Congreso Internacional; una apuesta fuerte cuyos resultados nos han dado la razón. Para que un territorio sea competitivo debe integrar perfectamente las actuaciones de la cuarta hélice: estructura académica, estructura empresarial, Administración y agentes sociales. Este Congreso ha conseguido sincronizar estas cuatro hélices o palancas en una misma dirección y en tan sólo dos años y medio hemos conseguido avanzar en innovación con productos finales como la Estrategia Integrada Silver Economy, Parque Tecnológico y Empresarial Silver Economy, Centro de Digitalización Europeo Silver Economy, etc… La innovación es un fenómeno de proximidad y en este Congreso hemos conseguido que interactúen todos sus agentes.


No es, por tanto, sólo un III Congreso Internacional sobre “Silver Economy”. Es mas bien la vivencia de una realidad concreta a la que debemos dar soluciones, y es también la plasmación de una idea directriz, ilusionante, motivadora, eficaz, rica y esperanzada de aportaciones y sabias conclusiones.
La evocación de esos pasos, ya dados en años anteriores, nos lleva al origen y al punto de partida, a esas ideas iniciales del deseo de contribuir lo más posible, al logro de soluciones para los problemas que nos aprisionan, a buscar soluciones partiendo del análisis y del conocimiento de quiénes somos, qué necesitamos, qué opciones hay y cómo esforzarnos en conseguirlas.
Ese planteamiento inicial de hace ya unos años, no era una “utopía” sino algo concebido como un análogo de, a lo que ahora, se le denomina una incubadora de ideas, de ofertas, de soluciones y de convocatorias y llamadas a empresas, a entidades y a personas para satisfacerlas. Ese proyecto inicial, que se va plasmando año a año, mantiene viva la idea del congreso como un generador metafórico de sinergias, como una forma de expandir los conocimientos, las propuestas, a nuevos modelos de eficacia y actividad, muy reflexionada, muy certera y necesaria.

Los humanos somos seres sociales y vinculados. Nos reunimos para construir ciudades románicas como Zamora, para redefinir nuevas tecnologías sustitutivas de viejas costumbres o simplemente, como hoy, con unos objetivos concretos, para reflexionar sobre el paso de la vida en las personas, para analizar la edad y sus exigencias y necesidades, los cambios, demandas y/o ofertas que ella conlleva en esta sociedad actual, y sobretodo, para aportar reflexiones positivas, y si es posible, proponer soluciones para ponerlas en práctica. Desde esa esencia social y de vinculación, los grupos y la propia humanidad no se unen, no nos unimos, solo, por supuestos racionales etológico-grupales. Estamos unidos, nos guste o no, también por los valores reales y positivos que subyacen en cualquier ser humano vinculado a un grupo social. Estos valores-realidades, con el rigor y el esfuerzo, que ello nos exige, nos ponen ante los cambios poblacionales (personales, locales, nacionales e internacionales), ante los cambios ideológicos, culturales, sociales, comunitarios, científicos, profesionales, sanitarios, tecnológicos, evolutivos y exigentemente positivos que atraviesa este nuestro siglo XXI.


Esos cambios son los exigentes y los que nos apremian. Son los que apoyan nuestras decisiones y están en la base del diseño del Programa de nuestro III Congreso Internacional “Silver Economy”: Conferencias Magistrales, Mesas de Trabajo, Talleres, Comunicaciones, Poster y otras intervenciones configuran nuestro programa. Ese es el fruto de ese gran esfuerzo continuado de la Diputación de Zamora, de sus profesionales, y de otras muchas instituciones que apoyan esta gran iniciativa.
Los datos y la realidad como fundamento.


Este año el Congreso Silver Economy introduce una temática de carácter horizontal y fundamental para nuestros territorios: Reto Demográfico y Despoblación. Precisamente la Comisaria Europea de Cohesión Territorial, Dª Elena Ferreira ha aceptado presidir nuestro Congreso, lo que da una clara visión de la dimensión que esta temática alcanza en este importante foro científico. En la misma línea el pasado mes de octubre de 2020 desde Diputación de Zamora impulsamos la creación de la MESA NACIONAL TECNICA DE DIPUTACIONES para analizar la gestión de fondos de despoblación y post -2020. En las distintas sesiones de trabajo ya se citaba la coincidencia en el tiempo del aumento de la esperanza de vida y del descenso de las tasas de natalidad, y cómo ello ha desencadenado numerosos cambios en nuestras sociedades, entre ellos la inversión de la pirámide de población y la despoblación de nuestros territorios. Las instituciones provinciales -decíamos- somos muy conscientes y conocemos de primera mano el problema de la despoblación, por ello, abogamos por un tratamiento especial que nos permita generar oportunidades de vida y revertir su tendencia poblacional, y no estamos quietos ante esa realidad. Antes bien, nos dinamizamos y deseamos dinamizar nuestros entornos de forma positiva y buscar alternativas a esa triste realidad.


La Diputación de Zamora, como entidad de referencia y de apoyo a sus municipios, ha iniciado un arduo trabajo en este sentido, dando pasos definitivos, siempre en contexto de cogobernanza y subsidariedad. Además de generar en el año 2019 la Mesa Provincial de Lucha contra la Despoblación integrada por prácticamente la totalidad de los principales agentes sociales y económicos de la provincia, varias han sido las actuaciones dirigidas a reclamar y capitalizar iniciativas de desarrollo a favor de sus municipios apostando desde el minuto cero por establecer una correcta canalización y gestión de fondos next-generation, y demás fondos europeos incardinados en el marco plurianual financiero 2021-2027 de la UE. En la misma línea hemos implementado una de las herramientas más potentes de lucha contra la despoblación rural, la estrategia SILVER ECONOMY para el desarrollo económico y demográfico de la provincia de Zamora, siendo ya un importante referente a nivel europeo, con la reciente declaración de “ Zamora, territorio Silver”.


Despoblación y envejecimiento son dos de los principales desafíos de los retos demográficos. La implementación de políticas silver constituye una doble oportunidad, transformando estos “territorios-problemas” en territorios de oportunidad, haciendo de sus debilidades una importante potencialidad. En este sentido el envejecimiento de la población se transforma en recurso productivo generador de empleo y emprendimiento abriendo sus puertas a la tecnología, la digitalización y la innovación; en la misma línea, nuestros municipios rurales pueden constituir una gran oportunidad para garantizar la sostenibilidad humana, territorial, ambiental y productiva. Por ello, y desde la acción pública debemos ser capaces de dar respuestas a las dificultades que presentan nuestros territorios rurales en declive demográfico, generando condiciones de equilibrio y de igualdad de derechos y oportunidades.


Resulta evidente que el proceso de reversión de la situación actual en los territorios más afectados por la despoblación es un compromiso de todos. La reciente aprobación del nuevo Reglamento FEDER, ha abierto una ventana de oportunidad única para nuestros territorios al introducir por primera vez una definición sobre despoblación en la que el descenso demográfico es considerado como una desventaja y no sólo la densidad demográfica, a nivel de NUTS 3. Con ello se garantizará la corrección de fuertes desequilibrios que permitirán contrarrestar importantes desafíos demográficos, como es el caso de la provincia de Zamora que, a pesar de presentar los indicadores demográficos más regresivos de este país, no es considerada actualmente como zona despoblada. Ahora solo resta el compromiso compartido de la Administración del Estado y el Gobierno Regional para que asumiendo su parte de responsabilidad hagan posible la aplicación efectiva de este nuevo marco sobre despoblación que posibilita Europa y se le confiera a estos territorios un status real en este nuevo contexto.


Desde el año 2001 hasta nuestros días los municipios españoles han perdido entorno del 60 % de población. La intensidad de las tasas de variación poblacional 2018-2001 por municipios, muestran que el 48,1% de los municipios han perdido entre el 10% y el 50% de la población. Y si nos centramos en la ultima década, desde 2011, 6.516 municipios en España están perdiendo población, es decir, el 80,2% de nuestros municipios. En los pequeños municipios, las pérdidas afectan a casi el 90% de los municipios menores de 1.000 habitantes-y Zamora sufre esas mismas realidades de una manera si se quiere “ más intensa” al ser la provincia de España que más población ha perdido entre el periodo 2008-2019, un 11,2% de su población. En la misma línea es la provincia más envejecida de Europa con los peores índices de crecimiento demográfico.
Precisamente y en lo que atañe al envejecimiento de la población, en este Congreso pondremos sobre la mesa cifras que son precisas analizar de forma inmediata, siempre desde un punto de vista científico, crítico y también constructivo. Según Reto Demográfico en España hay 9.057.193 personas mayores de 64 años, el 19,3% de la población. En las zonas rurales este porcentaje llega al 24,5% de la población, es decir, que casi 1 de cada 4 personas es mayor de 64 años. El número de personas de 65 o más años ha aumentado un 28,7% desde el año 2001. Este hecho está directamente asociado a que España cuenta con la mayor esperanza de vida de la UE (83,6 años).


Nuestros anteriores congresos de Silver Economy y en la actualidad este III Congreso Silver Economy debe poner de manifiesto y expresar, con datos reales, que la implantación de estrategias “Silver Economy” es decir pensar en una “vejez activa”, en una determinada región como Zamora, precisa de unas condiciones determinadas. Así, las características que favorecen de forma relevante la implementación de estrategias Silver Economy son, en primer lugar, recursos humanos y laborales, con educación y empleo que pueden y deben orientarse hacia los productos y servicios de la economía plateada. Por lo tanto, debe apoyarse que Zamora sea una región con indicadores demográficos positivos (aumento natural y fertilidad) y con una educación bien desarrollada (educación secundaria y superior), y educando a los graduados necesarios para el desarrollo de la Silver Economy.


En segundo lugar, debe ser una región con animo de recuperar y garantizar un potencial económico y capital humano, favoreciendo el desarrollo de la pequeña y mediana empresa, adaptando hábilmente sus productos y servicios a las necesidades más individuales de las personas más mayores y dependientes, a través de soluciones tecnológicas concretas como la gerontecnología.


En tercer lugar, Zamora debería poder ofrecer sus importantes recursos naturales, su potencial turístico, su atractivo cultural para el desarrollo de servicios silver altamente atractivos y especializados que atraigan el segmento de edad mayor de cincuenta años cuyo perfil de consumo es altamente rentable.


En cuarto lugar la necesidad de apostar de manera definitiva por la digitalización y la especialización inteligente haciendo de nuestra región un territorio de referencia a nivel europeo.


Finalmente y quizás el reto más importante para garantizar todos los anteriores sería garantizar la conectividad de todo el territorio que permita llegar a la red de instalaciones de salud y, al mismo tiempo, ser amigable para las personas mayores y menos capacitadas. La implementación del concepto de economía plateada en el proceso de desarrollo regional depende significativamente de factores positivos, y en particular de convencernos de la legitimidad de dicho desarrollo y luego orientarlo sobre la base de planes y programas elaborados, basados sobre fondos recaudados de diversas fuentes. El aprovechamiento de recursos privados sería particularmente recomendable aquí, ya que la Silver Economy suele ser una actividad comercial con rendimientos estables.


Deseo y espero que nuestro III Congreso Silver Economy responda a nuestros esfuerzos y al esfuerzo de tantos y tantos que deseamos que Zamora de un salto cuantitativo en el desarrollo de políticas de empleo, de políticas de desarrollo, de realidades de facilitar la vida a quienes mas lo necesitan.


Gracias a todos los que os esforzáis en ello. Zamora y su Diputación acompañará vuestros proyectos, vuestros esfuerzos, y no se quedará atrás en el empeño por conseguir lo que con tanto esfuerzo pretendemos.

 

Feliz y exitoso congreso. Esperamos importantes y significativos resultados.
Zamora a siete de noviembre del 2021

Francisco José Requejo Rodríguez
PRESIDENTE DE LA DIPUTACION

 

 

Bienvenida del Presidente